Historia de EINA

EINA nace en 1967. No obstante, el camino que conduce a esta fundación es más largo. En este sentido, sus antecedentes directos entroncan con las iniciativas de dos de los fundadores del centro, Alexandre Cirici y Albert Ràfols-Casamada, y con una genealogía de actividades y entidades pedagógicas inmediatamente anteriores como la Escuela de Arte del FAD.

Unas iniciativas que se sitúan en el marco de la denominada represa cultural, centrada en recuperar, actualizar y adaptar a las circunstancias del momento el legado anterior a la guerra.

La fundación de EINA es el resultado de una rebelión de profesores y profesoras. Este espíritu de revuelta marca en gran medida los primeros años y la década siguiente, confirmando el carácter innovador y experimental de la iniciativa emprendida que, no obstante, pretende formar profesionales de nivel universitario. Son años de agitación política, de antifranquismo cultural y de apertura a nuevas ideas y nuevos lenguajes plásticos. El diseño se presenta como un territorio de incidencia social del arte en la vida cuotidiana. Los ideales de la Bauhaus y los métodos de la Escuela de Ulm se materializan en la formación del nuevo tipo de creador que serán los diseñadores.

La década de los 70 cuestiona abiertamente los presupuestos de la formación del diseñador, se abandona temporalmente el plan de estudios y las actividades se amplían a todo tipo de materias y disciplinas a través de cursos, talleres y seminarios. Proliferan en este momento las experiencias relacionadas con planteamientos conceptuales: la dicotomía real-irreal, la crítica del gusto, la activación sensitiva más allá de lo visual. Las inquietudes generacionales y el afán de subvertir los valores, la moral y las instituciones convencionales se hacen presentes en EINA en las performances y acciones, pero también mediante la cultura de masas, el cine, la música y la contracultura del fanzine y el cómic.

Las décadas de los 80 y 90 implican una progresiva sistematización de los estudios hasta la vinculación de EINA con la Universidad Autónoma de Barcelona y la creación del título de Graduado Superior en Diseño y una amplia oferta de cursos de postgrado, a partir de 1994. Desde 2009, los estudios de diseño en EINA se adaptan al nuevo Espacio Europeo de Enseñanza Superior. De esta manera, los estudios de graduado superior se empiezan a extinguir, dejando paso a unos nuevos estudios oficiales de Grado de Diseño. La oferta académica se ha ido completando en los últimos años con diversas titulaciones de másteres y postgrados, como el Máster Oficial en Investigación en Arte y Diseño, el Máster en Tipografía Avanzada, el Postgrado en Fotografía y diseño Editorial, el Máster en Diseño Gráfico, el Postgrado de Diseño de Elementos Gráficos, el Postgrado en Ilustración Creativa, o el Curso de Especialización en Ilustración Infantil.