451, Literatura en llamas

Marc Villalba, Premio Laus de Bronce

Post publicado el

Marc Villalba ha conseguido un Laus de Bronce, otorgado por la Asociación de Diseñadores Gráficos y Directores de Arte del FAD (ADG-FAD), en la categoría Estudiantes, con el proyecto 451, Literatura en llamas, desarrollado en el Postgrado en Fotografía y diseño editorial de EINA.

Marc para ti, ¿qué ha implicado ganar este premio?

¡Una alegría muy grande! Es un orgullo que se reconozca tu trabajo. Y más si este reconocimiento llega desde el entorno profesional. El nivel de calidad de los proyectos de estudiantes presentados este año ha sido altísimo. Formar parte de los seleccionados ha sido una buena dosis de ánimo para seguir trabajando y mejorando.

Tu proyecto trata la creación literaria como una herramienta generadora de diálogo y formadora de mentes críticas, e interconecta literatura, diseño y fotografía. ¿Por qué escogiste esta temática?

Me interesa la literatura como generadora de ideas y formadora de mentes críticas. Para el proyecto decidí trabajar en una publicación que tratara todo lo relacionado con las obras literarias que han sido perseguidas y prohibidas, casi siempre por regímenes totalitarios, a lo largo del tiempo. Regímenes o dogmas conscientes de que una sociedad sin acceso al conocimiento y la cultura es más manipulable.

La lista de autores y autoras silenciados, por razones de género, orientación sexual o planteamientos disidentes, entre otros motivos, es muy larga. La revista se planteó como una herramienta de difusión de todas estas obras, tomándolas como punto de partida para presentar también títulos actuales. Me apetecía mucho hablar de todo esto, poniendo mucha atención en el diseño y la puesta en página del contenido.

Y por último Marc, ¿qué rol ha tenido EINA en tu carrera? 

Pues hace más de un año de mi paso por EINA y aún hoy recojo sus frutos. El postgrado que cursé y los trabajos y aprendizajes que resultaron, me han traído muchos buenos momentos. Creo que los cambios que he vivido en este último año, en el ámbito profesional, no se hubieran dado si no hubiera decidido hacer una parada para ampliar mi formación. Compartir procesos con los compañeros, compañeras y docentes del posgrado fue muy enriquecedor. Guardo muy buen recuerdo.

Marc Villalba