EINA Centre Universitari de Disseny i Art de Barcelona. Adscrito a la UAB

Trabajos de Fin de Grado

Nòs amb Nòs

Georgina Sala

El proyecto que se plantea es la reforma de un refugio en el Cap de Creus, concretamente en Cala Prona. El encargo consiste en crear una vivienda doméstica para un cocinero que quiere aislarse de las cocinas que avanzan a un ritmo frenético. Con el objetivo de desarrollar la creatividad que, en el círculo vicioso de las cocinas, no se consigue. El proyecto consiste en la reforma y adaptación de una construcción que está en desuso, partiendo de unas preexistencias muy evidentes se ha querido respetar al máximo el entorno del refugio y su interior. El objetivo a la hora de rehabilitar es la creación de un espacio aislado donde el usuario plasma sus nuevas ideas de creación en una cocina humilde. Estas ideas son fruto del entorno que envuelve, que ayuda a un pensamiento más profundo dentro del «yo».

Con el paso del tiempo, la cocina ha ido evolucionando de manera efervescente, aún así las recetas tradicionales han pasado de generación en generación para mantener la esencia del mundo culinario y a la vez poder comprender la bases de la cocina moderna, ya que estas radican en la cocina antigua. Pero es en esta última década cuando ha surgido una nueva cocina que ha desmarcado la cocina de tradición por completo: la cocina de vanguardia. Esta evolución se rige a través de unos nuevos parámetros, donde el chef sorprende al comensal implicando los cinco sentidos en un plato. Pero este resultado, el plato, ¿cómo se ha preparado? ¿Qué inspiración ha ayudado a su creador? ¿Cuántas horas invertidas hay detrás? ¿Lo ha elaborado solo un chef o todo el equipo de cocina? Los cocineros de estrellas Michelin o de alta categoría aseguran que para toda recompensa es necesario un esfuerzo y la dedicación de horas en la cocina es infinita. Es por este motivo que los cocineros se abandonan a sí mismos y a todo lo que los rodea para dedicarse única y exclusivamente a la elaboración maestra de aquello que tienen en mente.

Es en este punto donde surge la idea de este Trabajo de Fin de Grado. El objetivo principal es una experiencia tanto profesional como personal: hipotéticamente, el chef en cuestión estaría aislado las 24 horas del día en un refugio de Cala Prona (Cap de Creus) durante una buena temporada (el tiempo dependerá de él) hasta superar su reto y conseguir sus objetivos mediante la ayuda de las instalaciones y del lugar en concreto. Los propósitos son personales, pero en este caso la intención es que gracias a la situación geográfica de este parque natural pueda replantearse su nueva carta o quizás el estilo de cocina o la sinceridad y fidelidad a los valores de la cocina mediterránea.

Las condiciones en que se encuentra este refugio son bastante decadentes, por tanto, hace falta un giro de interiorismo: proponer un hogar cómodo y confortable al mismo tiempo que un espacio apto de creación.

Con todo, el hogar no es un simple objeto o edificio, sino un estado difuso y complejo que integra recuerdos e imágenes, deseos, miedos, pasado, presente y futuro. El hogar es también un escenario de rituales, de ritmos personales y de rutinas diarias. El hogar no puede construirse de golpe, de una sola vez. Tiene una dimensión temporal y una continuidad, es un producto gradual de la adaptación del individuo al mundo.

Especialidad
Diseño de Espacios
Tutores
Anna Bach, Sara Coscarelli
Tribunal
, Anna Alcubierre, Anna Bach, Nora Balcells, Judit Colomer, Sara Coscarelli, Albert Crispi, Tomàs López, Raúl Oliva, Sílvia Santaeugènia, David Steegmann

E I N A